Ana de Armas, la primera cubana en estar nominada al Oscar
Función

Ana de Armas, la primera cubana en estar nominada al Oscar

La joven cubana dijo  que es “un honor hermoso” ser considerada por la Academia de Hollywood para contender por el Oscar en la próxima edición que se realizará el 12 de marzo en Los Ángeles

Lucero Calderón | 27-01-2023
Actriz Ana de Armas
“Estoy feliz y orgullosa de lo que he logrado”, dijo la actriz. Foto: Cortesía Netflix

Volando. Así fue como Ana de Armas se sintió en el momento en que la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Estados Unidos la nominó para el Oscar, la primera nominación en su carrera y la primera que recibe una actriz cubana, a Mejor Actriz por su trabajo en Blonde, cinta dirigida por el neozelandés Andrew Dominik y en la que la cubana interpreta a la finada actriz Norma Jeane Mortenson, conocida como Marilyn Monroe.

“¡Wow! Estoy en la luna. Gracias por todo su amor y apoyo, por todos sus mensajes, llamadas y videos. ¡Mi corazón nunca ha estado más lleno! Qué día tan increíble, qué honor tan hermoso. Gracias a la Academia por hacer este sueño realidad”, escribió De Armas en su cuenta de Instagram, acompañando la publicación con una imagen que dejaba ver el nombre de las cinco actrices nominadas en la categoría.

 Tan sólo le tomó a Ana de Armas ocho años trabajando en la Meca del Cine para que la Academia le diera la nominación a esta joven de 34 años que venía haciendo ruido de tiempo atrás al haber sido una Chica Bond en Sin tiempo para morir, junto a Daniel Craig; al haber protagonizado junto a Ryan Gosling y Harrison Ford el filme Blade Runner: 2049 o al haber puesto en aprietos en tres ocasiones a Chris Evans en tres películas en las que han compartido créditos: Entre navajas y secretos, El hombre gris y Ghosted.

“Estoy orgullosa, creo que ha sido doloroso, he trabajado muy duro y me he preparado mucho para llegar hasta aquí. He hecho varios movimientos en mi carrera y he tratado de aceptar lo mejor que me ha dado la industria y siempre he tratado de dar pasos que me acerquen a ese lugar en el que quiero estar. Todo se reduce a trabajar y estoy muy feliz y orgullosa de mis decisiones, así como de la gente con la que me ha tocado trabajar”, expresó  Ana de Armas anteriormente en una entrevista que concedió a Excélsior, al preguntarle cuál era su sentir al estar en Hollywood.

Ana de Armas se convierte en la primera actriz cubana en ser nominada al Oscar. Entre sus connacionales nominados están: el músico y compositor Ernesto Lecuona, nominado en 1943 a Canción Original por Always in my Heart!, Andy García, quien en 1991 fue nominado al Oscar a Mejor Actor de Reparto por El padrino. Parte III, así como Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, quienes por su cinta Fresa y chocolate fueron nominados a Mejor Película Extranjera.

La nominación por Blonde,  en la que la cubana competirá por el galardón dorado con Cate Blanchett, Michelle Williams, Michelle Yeoh y Andrea Riseborough, no ha estado ajena a las críticas de algunos detractores que en las redes sociales retomaron la crítica que se le hizo hace meses, previo al estreno de Blonde en Netflix, con respecto al acento tan marcado que tenía Ana de Armas y que no correspondía al de Marilyn Monroe.

Los señalamientos dejaban en claro que físicamente De Armas había logrado retratar al símbolo sexual que fue Marilyn, pero que le había fallado el acento.

Muchos se sumaron a este sentir y otros más salieron a la defensa de la cubana que inició su carrera actoral, tanto en Cuba como en España (de donde son sus abuelos). La defendieron los propios dueños de los derechos de Monroe, es decir, la firma Authentic Brands Group.

“Llevábamos diez años trabajando en el proyecto, pero no fue hasta que encontramos a Ana que pudimos avanzar”, comentó la empresa en su momento.

Blonde, basada en la novela homónima de la neoyorquina Joyce Carol Oates, es un retrato ficticio sobre la vida de la actriz, sus miedos, tormentos y obsesiones, así como el peso que llegó a experimentar al ser Marilyn Monroe versus Norma Jeane, la mujer que realmente era ella. Dicen que en gustos se rompen géneros y la crítica en Rotten Tomatoes la calificó  con 42 por ciento de aprobación y el público con 32 por ciento.

El lunes pasado los organizadores de los Premios Razzie, que señalan  lo peor del cine, nominó la cinta protagonizada por  De Armas  en cuatro categorías, una por partida doble: Peor Película, Peor Director, Guion y Peor Actor Secundario para Xavier Samuel y Evan Williams.

 Curiosamente, Ana de Armas no fue nominada en los Razzie y un día después la Academia le daba la nominación al Oscar. Aunque todo puede pasar, la posibilidad de que la cubana se lleve el Oscar es poca, ya que Cate Blanchett ha arrasado con los premios previos por su trabajo en Tár.

Nacida en La Habana, Cuba, el 30 de abril de 1988, Ana Celia de Armas Caso comenzó su carrera como actriz en la isla a los 16 años en el drama romántico, Una rosa de Francia. Dos años después, con 18 años, De Armas viajó a Madrid y comenzó una ascendente carrera al ser parte de la exitosa serie de suspenso El internado, misma que contó con seis temporadas.

Tras varios años en España, donde recibió su carta de naturalización al ser de abuelos ibéricos filmó varias cintas como Por un puñado de besos y Faraday, o series como Hispania, la leyenda, Ana de Armas debutó en Hollywood en 2015 junto a Keanu Reeves en Knock Knock, filme dirigido por Eli Roth. Después se le vio en Manos de piedra junto a Édgar Ramírez, Usher y Robert De Niro y de ahí siguieron Blade Runner 2049, The Wasp Network, en la que compartió con el mexicano Gael García Bernal y llegaron filmes como Entre navajas y secretos, Sin tiempo para morir y El hombre gris.

Mientras Ana de Armas espera con emoción la ceremonia del Oscar, que se llevará a cabo el 12 de marzo en Los Ángeles, está al pendiente del estreno de Ballerina, película en la que se le verá de nueva cuenta con Keanu Reeves, Norman Reedus y Anjelica Huston, y pronto aparecerá en Ghosted con Chris Evans y Adrien Brody.

 

 

 

Te recomendamos:
TAGS
Comparte en