¿Por qué se llaman galletas María? - Emisora Costa del Sol 93.1 FM
Inicio > Cultura > ¿Por qué se llaman galletas María?

¿Por qué se llaman galletas María?

Compartir

 

Quizá para muchos nos traiga recuerdos de la infancia que sin duda nos ligan a un ser amado como nuestra madre o abuelas.Sin duda la galleta María forma parte de nuestra cultura por lo que nos dimos a la tarea de buscar el origen de esta popular galleta.

Aunque no lo crear las galletas Marías son de origen Inglés.

Fue creada en 1874 por la compañía de galletas “Peek, Frean & Co”, hoy en día se llama «Peek Freans». En la actualidad es muy popular en Europa, India, Pakistán, Sudáfrica, Australia, América Latina y por supuesto en Venezuela.

Todo ocurrió en Londres, en donde acostumbran a tomar el té acompañado de alguna galleta o panecillo.

Pero precisamente fue en el año de 1874 cuando James Peek y George Hender, los dueños de la empresa de galletas “Peek, Frean & Co”.Decidieron crear una galleta especial para conmemorar un matrimonio real.El matrimonio real que inspiró la galleta María fue el que ocurrió entre el hijo de la Reina Victoria, el príncipe Alfredo I de Sajonia-Coburgo-Gotha y la Gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia. De la duquesa María Aleksándrova de Rusia es quien toma el nombre la popular “Marie biscuit” o galleta María. La principal característica de la “Marie Biscuit”, galleta María es su redondez y el llevar grabado en un lado el nombre “Maria” enmarcado en una greca.

La galleta se hizo popular en muchos países del mundo.

En donde acostumbramos a sumergirla en leche fría o caliente o simplemente comerla sola. Pero otras formas de comer las galletas marías es como si fuera un sándwich relleno de cajeta, mermelada, leche condensada o nutella. Tal fue la popularidad de las galletas marías en el mundo, que en la actualidad es muy común encontrarla como ingrediente de algún postre local.

Como por ejemplo alguna tarta (pie de queso, limón, pera, etc…), natillas, pasteles, incluso atole, etc…

Costa del Sol

 

Compartir
Traducción »