Caso Olivia Pratt-Korbel: conmoción en Gran Bretaña por la muerte de una niña de 9 años que fue baleada en su propia casa por una pelea de bandas

Caso Olivia Pratt-Korbel: conmoción en Gran Bretaña por la muerte de una niña de 9 años que fue baleada en su propia casa por una pelea de bandas

Olivia Pratt-Korbel tenía 9 años
Olivia Pratt-Korbel tenía 9 años

El asesinato de una niña de 9 años que quedó en medio de un tiroteo entre bandas mientras estaba adentro de su propia casa en Liverpool causa conmoción en todo el Reino Unido y tiene todavía al agresor prófugo.

El hecho ocurrió el pasado lunes por la noche. La madre de Olivia Pratt-Korbel, Cheryl Korbel, escuchó ruidos extraños afuera de su casa, ubicada en el área de Dovecot, y abrió la puerta alrededor de las 22 para ver qué sucedía. Entonces, un hombre de 35 años identificado como Joseph Nee y que había estado preso entró corriendo a la vivienda y fue cuando un hombre armado disparó para atacarlo.

Una bala golpeó a Cheryl en la muñeca y la atravesó hasta impactar a Olivia –que estaba parada detrás de ella- en el pecho. El agresor volvió a disparar contra Nee mientras éste intentaba huir hacia un auto, un Audio negro, donde lo esperaban dos cómplices que finalmente lo llevaron al hospital donde está internado por su herida de bala.

El verdadero objetivo del tiro que finalmente mató a la niña fue detenido en el hospital donde se recupera y es indagado por la policía mientras sigue la búsqueda del agresor.

Una niña rinde homenaje en Kingsheath Avenue, Knotty Ash, Liverpool, donde Olivia Pratt-Korbel, de nueve años, recibió un disparo mortal el lunes por la noche
Una niña rinde homenaje en Kingsheath Avenue, Knotty Ash, Liverpool, donde Olivia Pratt-Korbel, de nueve años, recibió un disparo mortal el lunes por la noche - Créditos: @Peter Byrne

“Un hombre de 35 años, sospechoso de haber sido el objetivo del tiroteo, fue detenido en el hospital después de violar los términos de su libertad condicional. Será llevado a prisión para cumplir el resto de su condena. Será interrogado más en relación con el asesinato y permanece en condición estable”, dice un comunicado de la policía de Merseyside.

El hombre había sido beneficiado con la libertad condicional el año pasado bajo una política de liberación automática a la mitad de la sentencia.Según el diario The Guardian, el hombre es miembro de una banda del crimen organizado relacionado con el narcotráfico.

Oficiales forenses trabajan en la escena de un incidente en una propiedad en Kingsheath Avenue en Knotty Ash, Liverpool, donde Olivia Pratt-Korbel, de nueve años, recibió un disparo mortal el lunes por la noche
Oficiales forenses trabajan en la escena de un incidente en una propiedad en Kingsheath Avenue en Knotty Ash, Liverpool, donde Olivia Pratt-Korbel, de nueve años, recibió un disparo mortal el lunes por la noche - Créditos: @Peter Byrne

Según el identikit, el agresor mide aproximadamente 1,7 metros, de complexión delgada, con una pistola y vestía un buzo negro, un pasamontañas negro y guantes negros.

La policía de Merseyside dijo ninguno de los dos hombres tenía vínculos con la familia de Olivia.

Violencia en Liverpool

El tiroteo fatal de Olivia es el tercer homicidio con armas de fuego en Merseyside en una semana, después de más de un año sin crímenes similares. La de Olivia se sumó a las muertes de Ashley Dale, de 28 años, y Sam Rimmer, de 22.

El agente de investigación Mark Kameen dijo que la fuerza estaba “absolutamente dedicada” a garantizar recursos, con la incorporación de oficiales de otras fuerzas, para investigar los tres casos. “En efecto, la policía de Merseyside [está] mostrando los dientes”, dijo.

En un tuit, el primer ministro Boris Johnson dijo que el crimen de Olivia fue “horrible” y “sin sentido” y que sus pensamientos estaban con la familia y “la gente de Liverpool”.

Por su parte, la alcaldesa de Liverpool, Joanne Anderson, tuiteó que “alguien sabe quién hizo esto”, y agregó: “Por Olivia, y por la seguridad de las comunidades de nuestra ciudad, debes presentarte [a declarar]”.

Durante un homenaje a la niña, la directora del colegio católico al que asistía Olivia, Rebecca Wilkinson, dijo estar conmovida y señaló que la chica era “un pequeño rayo de sol” y que era una “pequeña alma viva [que era] muy, muy popular entre todos sus compañeros”.