Alejandro I Jagellón - Trenfo

Alejandro I Jagellón

Delice Bette | octubre 16, 2022

Resumen

Aleksander Jagiellonczyk (5 de agosto de 1461 – 19 de agosto de 1506) fue Gran Duque de Lituania desde el 20 de julio de 1492 y rey de Polonia desde el 12 de diciembre de 1501. En el Gran Ducado de Lituania era conocido como Alejandro II.

Los primeros años

Cuarto hijo de Kazimir Jagiellon y Elisabeth, hija del rey Albrecht II de Alemania, nieto de Wladyslaw Jagiello.

Alexander Jagiellonczyk nació el 5 de agosto de 1461 en Cracovia. Tenía el pelo negro. Era un hombre físicamente fuerte. Sin embargo, todos sus hermanos eran más inteligentes que él. Alexander fue educado por el historiador Jan Dlugosz. La crianza de Alexander corrió a cargo de Jan Dlugosz y Philip Kalimach. Alexander pasó su infancia y juventud en Cracovia. Era aficionado al lujo, así como a las ciencias y a algunas artes. En la historiografía lituana, se cree que Alejandro Jagiellonczyk fue el último gobernante del Gran Ducado de Lituania que conocía la lengua lituana.

En 1484, su padre, el Gran Duque de Lituania y rey de Polonia Casimiro IV, nombró a Alejandro heredero del trono del Gran Ducado de Lituania. En 1491, el heredero se trasladó a Vilna, la capital del Gran Ducado de Lituania. A principios de la década de 1490, trabajó como ayudante de su padre, Kazimir IV, Gran Duque de Lituania y Rey de Polonia, en el campo de la acuñación de monedas. Tras la muerte de su padre, fue elegido Gran Duque de Lituania por la Seimas de Vilna.

Política exterior

Además de sus limitadas capacidades, los rasgos característicos de Alejandro eran el despilfarro y la falta de autocontrol. Por ejemplo, buscó constantemente el consejo del príncipe Miguel de Glina y coordinó muchas citas con su hermano, el rey polaco Jan Olbracht. Casi todo el reinado de Alejandro fue infeliz para el Estado debido a las constantes guerras con sus vecinos. El más peligroso fue el estado ruso y luego sus aliados: Mengli I Giray, el kan de Crimea, y Esteban, el gobernante de Moldavia; ambos atacaron Lituania, y el kan incluso se acercó repetidamente a la propia Vilna.

Al llegar al poder en el Gran Ducado de Lituania, Alejandro se enfrentó a una influyente oposición, que quería que Semyon Olelkivych-Slutsky fuera Gran Duque de Lituania. Además, Alejandro llegó al poder en medio de la guerra ruso-lituana de 1487-1494. Al principio de su reinado, las tropas rusas intensificaron sus operaciones militares y ocuparon la parte oriental de Smolensk con Vyazma. Al no encontrar apoyo militar de otros estados, el Gran Duque Alejandro de Lituania comenzó a negociar la paz con el estado ruso. Finalmente, en febrero de 1494, se firmó un tratado de paz, en virtud del cual los principados de Verjovsky y la parte oriental de la región de Smolensk pasaron a formar parte del Estado ruso. Alejandro se casó con la hija de Iván III, Elena, lo que puso fin a la guerra ruso-lituana de 1487-1494, pero esto no puso fin a la disputa y, por el contrario, creó nuevos motivos de enemistad.

En 1495, representantes de la dinastía jagellónica del Reino de Polonia vinieron a visitar a Alejandro a Vilna. Le propusieron crear un principado separado centrado en Kiev y dárselo a su hermano menor Segismundo. Sin embargo, la Rada del Gran Ducado de Lituania y los representantes de la nobleza se opusieron, tras lo cual Alejandro rechazó la sugerencia. En la primavera de 1496, una delegación polaca propuso en la Seim de Vilna la renovación de la unión lituano-polaca sin la condición de que Lituania dependiera de Polonia. Bajo la presión de la Rada del Gran Ducado de Lituania, Alexander aceptó aprobar el documento, pero con la condición de que los actos que violaban la soberanía del Gran Ducado de Lituania no entraran en vigor. Esto no gustó a los polacos. En noviembre-diciembre de 1496 idearon en Parchev un plan de acciones militares conjuntas contra el Imperio Otomano y el Janato de Crimea. Las partes comenzaron a aplicar el plan, pero ya al principio de la acción conjunta los polacos abrieron las hostilidades contra Moldavia, no contra el Imperio Otomano. El soberano de toda Rusia, Iván Vasilievich, exigió a través de sus embajadores que Alejandro no entrara en guerra con el gobernante moldavo Esteban. El Gran Duque de Lituania respondió lo siguiente: «Siempre había esperado que su yerno le fuera más querido que su casamentero: veo que no es así». Alejandro también respondió que iba a entrar en guerra con los tártaros de Crimea, pero trasladó el ejército de la GDL a la frontera con Moldavia, y permitió que voluntarios lituanos fueran en ayuda de los polacos. La campaña polaca terminó en derrota. Después, el ejército de la GDL cubrió la retirada de los polacos de Moldavia. El Gran Duque de Lituania explicó sus acciones a Iván Vasílievich, el soberano de toda Rusia, como respuesta a los insultos que le infligió Stefan el Moldavo. Mientras tanto, después de todo esto, se concluyó un tratado de paz entre la GDL y Moldavia.

Las relaciones con la Liga Hanseática eran tensas, cuyos comerciantes estaban descontentos con las restricciones al comercio en Kovno. En la primavera de 1495, en respuesta a las sanciones comerciales de la Orden Teutónica contra el Gran Ducado de Lituania (impuestas a instancias de la Liga Hanseática), Alejandro cerró las rutas comerciales hacia Prusia. En 1497, con la mediación del rey polaco Jan Olbracht, las relaciones entre la GDL y la Orden comenzaron a mejorar. Alejandro eximió a los comerciantes prusianos de los derechos de aduana dentro de su país. No obstante, se mantuvieron algunas restricciones. Por ejemplo, a los comerciantes alemanes se les prohibió traer sal a Kaunas en sus barcos. Los comerciantes de Dantzig fueron presionados activamente por Abraham Jezofowicz, un funcionario de aduanas de Vilnius. Al mismo tiempo, el comercio entre la Orden Teutónica y el Gran Ducado de Lituania comenzó a aumentar en el siglo XVI.

En 1498, Alejandro intentó presentarse al trono sueco a través de Marco Saltieri. Sin embargo, este movimiento no dio ningún resultado.

El Gran Ducado de Lituania comenzó a acercarse al Reino de Polonia. En 1498 la parte lituana ofreció a la polaca un acuerdo de relaciones. En 1499, los embajadores lituanos en el Reino de Polonia se opusieron a que los polacos trataran de dirigir los asuntos de los obispos de la GDL en Roma y exigieron igualdad de condiciones. El Reino de Polonia estuvo de acuerdo con esto. Se empezaron a hacer arreglos. En el Seim de Vilna de 1499 se decidió que a partir de entonces el Gran Duque de Lituania no elegiría al rey sin el consentimiento de Polonia, y viceversa, Polonia no elegiría al rey sin el consentimiento de la nobleza lituana. En 1499 se firmó la Unión de Cracovia-Vilnius, cuyo objetivo principal era reforzar las defensas de la GDL y Polonia frente a otros estados.

En 1500 comenzó la siguiente guerra ruso-lituana. Durante esta guerra, algunos príncipes ortodoxos se pusieron del lado de los rusos y el ejército del Gran Ducado de Lituania fue derrotado en la batalla de Vedrosz (1500). No obstante, la GDL contaba con el apoyo de la Orden de Livonia y de la Gran Horda. El 25 de octubre de 1501, durante esta guerra, el Provile de Melnitzky promulgó un decreto por el que, a partir de entonces, Polonia y Lituania formarían un solo estado, gobernado por un rey elegido en Cracovia. Unos meses después de la muerte de su hermano, Jan Olbracht, Alejandro subió al trono polaco.

Poco después de su coronación, el rey partió hacia la GDL, mientras que mientras tanto Polonia era atacada por los tártaros, que devastaron una gran cantidad de tierras polacas. Al mismo tiempo, Esteban de Moldavia conquistó la provincia de Pokuttia. Las hostilidades de 1502 demostraron que el Estado ruso era incapaz de conquistar nuevos territorios, pero tampoco el Gran Ducado de Lituania podía continuar la guerra. En marzo de 1503 se firmó un armisticio entre el Estado ruso y el Gran Ducado de Lituania por 6 años, por el cual las fuerzas rusas conquistadas de Mtsensk, Serpeisk, Bryansk, Dorogobuzh y Putivl quedaron bajo el poder ruso. Entonces Alejandro expulsó a Stefan el Moldavo de Polonia. Como resultado de la guerra ruso-lituana, el tesoro del Gran Ducado de Lituania estaba vacío. El Gran Duque de Lituania debía a los magnates grandes sumas y les hipotecó muchas tierras.

En 1505, el Seimas del Gran Ducado de Lituania no aprobó el acta de la Unión de Melnica firmada por Alejandro el 23 de octubre de 1501, por lo que la Unión no entró en vigor. Esto convenía a los intereses de Alejandro, ya que, según los términos de la Unión, la monarquía polaco-lituana dejaría de ser hereditaria y pasaría a ser electiva, lo que no beneficiaba al gobernante del Gran Ducado de Lituania y del Reino de Polonia. Algunos partidarios del sindicato fueron objeto de represalias. Por ejemplo, Jan Zaberezinski y Albert Tabor fueron destituidos de la Rada, mientras que el primero perdió su cargo provincial. Al mismo tiempo, los opositores a la unión (partidarios del príncipe Mikhail Glinsky) fueron alentados por el Gran Duque. Nicolás Radziwill recibió la confirmación de sus propiedades, su hijo recibió el cargo de voivoda, y Martín, el obispo de Samogitia, recibió una nueva propiedad en su poder. En otoño de 1505, los magnates reprimidos consiguieron restaurar sus posiciones en el Sejm de Grodno con el apoyo de los senadores polacos. Sin embargo, ahora, junto con los partidarios de Glinsky, se opusieron a la Unión de Melnica. En el Seim de Lublin de 1506, Alejandro y los representantes del Gran Ducado de Lituania rechazaron finalmente la unión.

Alejandro trató de establecer relaciones con la Confederación de Livonia. Él y la Rada del GDL le prometieron tierras en la frontera de Samogicia. Sin embargo, la revisión de las fronteras se alargó. Tras la muerte de Alejandro en 1506, el Gran Ducado de Lituania rechazó las concesiones territoriales a Livonia.

Política interior

Durante su reinado, el Gran Duque lituano Alejandro Jagiellonczyk creó una magnífica corte, que se convirtió en un modelo para los estados polacos. Bajo su reinado se estableció un sistema de cargos en la corte, siguiendo el modelo polaco.

Durante el reinado de Aleksander Jagiellonczyk, se produjo un debilitamiento de la autoridad central tanto en el Gran Ducado de Lituania como en el Reino de Polonia.

El 6 de agosto de 1492, después de que Alejandro fuera elegido Gran Duque de Lituania, promulgó el Provileus, que ampliaba los derechos de la nobleza del Gran Ducado de Lituania. Los Privilei aseguraron los fundamentos del Estado y del orden social. En virtud del Privilegio, el Gran Duque de Lituania no podía aprobar decisiones estatales importantes sin el consentimiento de la Rada del Gran Ducado de Lituania, ni podía abolir las decisiones de la Rada del GDL. Los Privilegios prohibían a los funcionarios extorsionar a sus subordinados por encima de los pagos prescritos. También hay disposiciones destinadas a crear un juicio justo. Sólo los nativos del Gran Ducado de Lituania podían adquirir cargos públicos y propiedades de tierra en el territorio del Gran Ducado.

Según el historiador lituano E. Gudavičius, la sucesión de privilegios locales concedidos por Alejandro en el territorio del Gran Ducado de Lituania marcó los procesos de creación de estructuras de clase y de integración estatal. Cabe destacar que durante su reinado muchas ciudades del Gran Ducado de Lituania recibieron la ley de Magdeburgo.

Durante el reinado de Aleksander Jagiellonczyk, el Gran Ducado de Lituania sufrió un cambio de moneda. Ahora se acuñan dinares con el monograma A (correspondiente a los peniques) y medios grivnas lituanos.

En 1495, en un intento de establecer la homogeneidad religiosa en el Gran Ducado de Lituania, Alejandro ordenó la expulsión de los judíos del estado a menos que aceptaran el cristianismo. Existen hipótesis de que Alejandro podría haber sido empujado a esta decisión por el clero católico o por su suegro, el gobernante del estado ruso Iván III, que eran hostiles a los judíos. El historiador lituano-judío S.A. Bershadsky cree que el motivo de la expulsión fue religioso, pero había una razón más seria debajo: la dependencia financiera del gran duque y sus sirvientes de ricos acreedores judíos. Al expulsar a los judíos, el Gran Duque de Lituania podía deshacerse de sus deudas, además de recibir ingresos por la expropiación de sus bienes inmuebles. Los judíos expulsados se reasentaron en el Reino de Polonia, el Janato de Crimea y el Imperio Otomano. Sin embargo, su necesidad de capital le obligó en 1503 a permitirles establecerse de nuevo en la GDL. Se permitió a los judíos establecerse en todas las ciudades y castillos en los que habían vivido antes de su expulsión, se les devolvieron sus antiguas posesiones y se les restituyó el derecho a cobrar las deudas de sus deudores.

En 1501 Alejandro Jagiellonczyk se convierte en rey de Polonia. Inicialmente, comienza a aplicar una política de apoyo a los magnates. El 25 de octubre de 1501 firmó el Privilegio de Melnik, que restringía el poder real en favor del Senado. El Senado se convirtió en la principal institución con derecho a tomar las principales decisiones del Estado. El rey perdió incluso el derecho a nombrar libremente a los senadores. El Privilegio disgustaba a la alta burguesía, ya que reforzaba la posición de los magnates, cuyos intereses estaban de hecho representados por el Senado.

El hecho más importante del reinado de Alejandro en el Reino de Polonia fue la redacción del código general de leyes por parte de Jan Laszky, que fue adoptado en la Dieta de Radom en 1505, así como la adopción de la llamada Constitución de Radom en la misma Dieta, que reforzaba las decisiones de la Dieta de Pertkow, celebrada en 1504. La ley, conocida como Nihil novi, restringía considerablemente el poder real en favor de la nobleza. Esta ley permitía al Sejm hacer leyes, y el rey no podía aprobarlas sin el consentimiento de los senadores y diputados de la nobleza. Se cree que la Constitución de Radomsko fue el comienzo de la era de la «democracia szlachtaica» en el Reino de Polonia (sin la GDL). El Sejm de Pertków en 1504 y la Constitución de Radomsko en 1505 abolieron el privilegio de los melnicki.

En 1506, en el Reino de Polonia, Alejandro aprobó un nuevo sistema de derecho en el llamado Estatuto de Laski, que fue la primera codificación del derecho polaco, realizada por el gran canciller de la corona, J. J. Laski. Laski.

Alejandro era católico, pero también apoyaba a la Iglesia Ortodoxa. Emitió 90 cartas de patente de tierras y privilegios para la Iglesia Católica y 47 para la Iglesia Ortodoxa en el Gran Ducado de Lituania, pero las concesiones a esta última fueron considerablemente más modestas. Durante el gobierno de Alejandro, la práctica de exigir el diezmo a la Iglesia ortodoxa en favor de la Iglesia católica situada en la parroquia comenzó a extenderse en el territorio del Gran Ducado de Lituania.

Alejandro se esforzó por unir a las iglesias ortodoxa y católica en los términos de la Unión de Florencia. Según el mensaje del patriarca de Constantinopla Nyphont II del 5 de abril de 1598 las autoridades de la GDL prometieron, que el Gran Duque de Lituania confirmaría los Privilegios del Rey Wladyslaw (Jagiello), que otorgaban una serie de derechos y privilegios a la Iglesia Ortodoxa en el Reino de Polonia, si ésta aceptaba Unia. Alejandro también buscó el apoyo del metropolitano de Kiev, Joseph Bulgarinovich, que era partidario de la Unión Florentina. El 20 de marzo de 1499, el Gran Duque de Lituania emitió un decreto para la Iglesia Ortodoxa de la GDL, en base al cual los laicos no debían interferir en las relaciones entre el metropolitano y los obispos y los obispos con el clero parroquial; también se confirmó el derecho de la iglesia a intervenir en los procesos de divorcio. A finales de 1499, el Gran Duque de Lituania, el metropolitano y el obispo Vojtech Tabor de Vilna se dirigieron a la población del Gran Ducado de Lituania, sugiriendo que aplicaran «el derecho romano». En 1500, Alejandro envió una embajada al papa Alejandro VI, que le entregó la petición de unión del metropolita de Kiev I. Bolgarinovich. En 1500, el metropolitano de Kiev I. Bolgarinovich se dirigió al papa Alejandro VI con una petición de unión, con la que pretendía preservar la vida eclesiástica tradicional de la Iglesia ortodoxa bajo la autoridad del papa, abolir las restricciones a las actividades de la Iglesia ortodoxa y reconocer la validez del rito ortodoxo del bautismo. Sin dar respuesta al metropolitano de Kiev, el Papa encargó al obispo de Vilna, V. Tabor le ordenó que investigara si los residentes ortodoxos de la GDL seguían las decisiones del Concilio de Ferrara y Florencia, y si realizaban sus ritos de acuerdo con la enseñanza católica. La unión no estaba destinada a producirse, ya que Roma y el clero católico polaco exigían una conversión completa de los ortodoxos al catolicismo, y muchos ortodoxos residentes en el GDL no apoyaban la unión.

Alejandro Jagiellonczyk concedió subvenciones para la fundación de monasterios bernardinos en Grodno (1494), Polotsk (1498) y Budslau (1504) y una iglesia en Vitebsk (1503).

En 1495, Alexander Jagiellonczyk se casó con Ivan Vasilievich, la hija de la soberana de toda Rusia, Helena Ivanovna. Esperaba que este matrimonio le ayudara a recuperar algunas de las tierras que había perdido en la guerra ruso-lituana (1487-1494), pero el Estado ruso no le devolvió nada. Expresando su descontento, Alejandro no dio a su esposa las posesiones otorgadas a los grandes duques de Lituania. Hay pruebas de que el clero católico intentó persuadir a Elena para que adoptara el catolicismo, pero sin éxito. Esto provocó conflictos entre Helena y la madre de Alejandro, Isabel de Habsburgo. Sin embargo, el consenso general de los estudiosos es que Alejandro estaba unido a su esposa, que a menudo le acompañaba en sus viajes por el país. También existe la leyenda de que el sucesor de José (Bolgarinovich), Jonás, se convirtió en metropolitano de Kiev a petición de Elena a su marido.

En 1505 Alejandro enfermó gravemente. En junio de 1505 sufrió una parálisis. El 7 de abril de 1506 llegó a Vilna. Alexander intentó ser tratado por Balinsky. Sin embargo, en mayo de 1506, la situación del Gran Duque de Lituania y del Rey de Polonia se deterioró aún más. En junio, el médico Matthew Blonski comenzó a tratar a Jagiellonczyk. Finalmente, el monarca fue relevado. Sin embargo, no tenía ninguna posibilidad de recuperarse por completo. Por lo tanto, hizo un testamento a favor de Segismundo. El 19 de agosto de 1506 Alejandro Jagiellonczyk murió en Vilna, pero en su lecho de muerte dio órdenes de marchar contra los tártaros, a los que Mijaíl Glinsky había derrotado en la batalla de Kletsk. Alejandro es el único rey polaco enterrado en Vilna. Aunque el canciller polaco Laski, deseoso de cumplir la voluntad de Alejandro, quiso llevar su cuerpo a Cracovia, los nobles lituanos exigieron un entierro en Vilna, temiendo que el príncipe Michail Glinsky pudiera aprovechar su salida de Vilna para el funeral del soberano y tomar esa ciudad con la ayuda de sus adherentes rusos. El historiador ruso Andrej Ekzemlyarski escribió que muchos sospechaban que Glinsky había conspirado con el Dr. Balinski para envenenar a Alexander Jagiellonczyk.

El historiador ruso N. Karamzin valoró la política exterior de Alejandro Jagiellonczyk hacia el estado ruso de la siguiente manera: «Alejandro podía cumplir con el deber de un monarca prudente de dos maneras: o bien tratando de ganarse el sincero favor de Ioann para la seguridad e integridad de su reino, o bien produciendo en silencio los medios para oponerse con éxito al Gran Duque, multiplicando sus fuerzas de armas, apartando a los aliados de él y ganándolos para sí mismo: en lugar de lo cual vejó a su suegro con la obstinación, con la envidia, con el celo ciego por la fe latina; acercando la guerra y no preparándose para ella; no siendo capaz de disolver la peligrosa conexión de Ioann para él con Mengli-Girei, ni con Esteban de Moldavia, buscando sólo la inútil amistad del antiguo gobernador sueco, Stan, y de los débiles reyes de Orda; en definitiva, no pudiendo ser ni amigo ni enemigo de un Moscú fuerte.»

El historiador judío ruso S. Dubnov escribió que Alexander Jagiellonczyk era un mal gobernante y un derrochador.

El historiador lituano E. Gudavicius valoró a Alejandro Jagiellonczyk de la siguiente manera: «Alejandro II no destacó por sus grandes dotes. Las dificultades que pronto encontró revelaron su evidente falta de energía y su injustificada tardanza. Sin embargo, no fue un perezoso en el trono. Su infancia y juventud, transcurridas en la universidad de Cracovia, alimentaron en él el gusto por el lujo, pero por las ciencias y las bellas artes. El país pronto sintió los beneficios de la institución permanente del gran duque. Mientras que los privilegios concedidos por Casimiro a algunos de los estados solían tener como objetivo resolver problemas políticos y responder a las circunstancias y costumbres locales, Alejandro respondía más bien a la necesidad de un cambio urgente».

Fuentes

  1. Александр Ягеллончик
  2. Alejandro I Jagellón
  3. 1 2 3 4 5 6 7 Грыцкевіч А. Аляксандр // Вялікае княства Літоўскае: Энцыклапедыя. У 3 т. Т.1: Кадэцкі корпус — Яцкевіч / Рэдкал.: Г. П. Пашкоў (гал.рэд.) і інш.; Маст. З. Э. Герасімовіч. — Мн.: БелЭн, 2007. — 792 с.: іл. С. 224—225.
  4. Papeé F. Aleksander Jagiellończyk (1461—1506) // Polski Słownik Biograficzny. — Kraków : Nakładem Polskiej Akademji Umiejętności, Skład Główny w Księgarniach Gebethnera i Wolffa, 1935. — Т. 1, zeszyt 1. Reprint. Kraków : Zakład Narodowy im. Ossolińskich, 1989. — S. 58.
  5. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 Эдвардас Гудавичус. «История Литвы с древнейших времён до 1569 года». Фонд имени И. Д. Сытина BALTRUS. — 2005 год.
  6. (red.) Steponas Maculevičius, Doloresa Baltrušiene, Znajomość z Litwą. Księga tysiąclecia. Tom pierwszy. Państwo, Kraštotvarka, Kaunas, 1999, ISBN 9986-892-34-1, s. 31.
  7. ^ Marcin Latka. «Detail of Miracle of Saint Simeon Stylites». artinpl. Archived from the original on 27 July 2019. Retrieved 31 May 2019.
  8. ^ Jerzy Jan Lerski; Piotr Wróbel; Richard J. Kozicki (1996). Historical dictionary of Poland, 966–1945. Greenwood Publishing Group. ISBN 978-0-313-26007-0.
  9. ^ Statkuvienė, Regina. «Jogailaičiai. Kodėl ne Gediminaičiai?». 15min.lt (in Lithuanian). Retrieved 22 August 2021.
  10. ^ Jerzy Jan Lerski, Piotr Wróbel e Richard J. Kozicki, Historical dictionary of Poland, 966–1945, Greenwood Publishing Group, 1996, ISBN 978-0-313-26007-0.
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.