La vida secreta, y apasionada, de la reina Victoria
Su relación con un sirviente indio, una 'hija' africana...

La vida secreta, y apasionada, de la reina Victoria

Su reinado, de 63 años, puso nombre a la época victoriana, asociada al puritanismo, pero nada más lejos de la vida privada de la reina Victoria. Fue testigo -y parte- de la gran expansión del Imperio británico, pero también desafió la moral de la época. Nos adentramos en los aposentos de una reina con mucha historia.

Por José Segovia

Sus esfuerzos por no ganar peso se fueron al traste cuando falleció su adorado esposo, el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha. Deprimida por la pérdida de su gran amor, la reina Victoria se liberó de la esclavitud de las dietas y los corsés y mitigó sus penas con un continuo festín culinario en el que tenían cabida los platos hindúes, las excelencias de la cocina francesa y algunos clásicos tan británicos como el rosbif o la cabeza de jabalí con áspic. Su insaciable apetito la convirtió en poco tiempo en la mujer oronda que aparece en los retratos y fotografías de la época.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes

OTRAS PROMOCIONES