Alcohol: un estudio de Cambridge reveló un recurso simple para reducir el consumo - Infobae

Alcohol: un estudio de Cambridge reveló un recurso simple para reducir el consumo

La ingesta excesiva está asociada con un mayor riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2. Cuál es la importancia del tamaño de los vasos o copas

Cada año se producen 3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,3% de todas las muertes, según OMS ( (Getty)
Cada año se producen 3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,3% de todas las muertes, según OMS ( (Getty)

El consumo de alcohol es uno de las principales causas de muerte prematura a nivel mundial. Las investigaciones para controlar el consumo peligroso y la adicción, se orientan tanto en la personalidad y el entorno que promueven el comportamiento poco saludable, como el acceso, la disponibilidad y el tamaño de los productos.

En la búsqueda de nuevas estrategias para mitigar la ingesta peligrosa de bebidas alcohólicas, investigadores de la Universidad de Cambridge publicaron una investigación en la revista científica Addiction que señaló que en los hogares del Reino Unido se consumen aproximadamente un 6,5% menos de vino cuando beben en vasos más pequeños (290 ml) que en vasos más grandes (350 ml).

El estudio monitoreó el consumo de 260 hogares del Reino Unido con un consumo promedio de al menos dos botellas de vino de 750 ml cada semana. Durante dos períodos de intervención de 14 días, se pidió a los participantes que compraran una cantidad predeterminada de vino para beber en casa en botellas de 750 ml o 375 ml, en orden aleatorio.

En Europa, la mayor parte del alcohol se consume en los hogares y no en bares, restaurantes o pubs (Archivo)
En Europa, la mayor parte del alcohol se consume en los hogares y no en bares, restaurantes o pubs (Archivo)

Los investigadores, además les proporcionaron vasos más pequeños (290 ml) o más grandes (350 ml) para beber. El volumen de vino consumido al final de cada período de intervención de 14 días se midió utilizando fotografías de las botellas compradas, que se pesaron en las balanzas proporcionadas por los científicos.

La experiencia reveló que el uso de copas más pequeñas redujo la cantidad de vino bebido en alrededor de un 6,5 % (253 ml por quincena), “aunque existe cierta incertidumbre en torno a este efecto”, citaron los especialistas en su investigación. Sin embargo, confirmaron que beber de botellas más pequeñas redujo la cantidad de vino consumido.

Un estudio previo de la Universidad de Oxford determinó que el consumo de alcohol acelera el envejecimiento (Getty)
Un estudio previo de la Universidad de Oxford determinó que el consumo de alcohol acelera el envejecimiento (Getty)

La investigación tiene particular sentido en el Reino Unido, país que lidera el consumo de vino en Europa, y la mayor parte se toma en los hogares y no en bares, restaurantes o pubs. Estudios previos ya habían advertido que el uso de copas más grandes aumenta el volumen de vino que se vende en los restaurantes y el tamaño de las copas de vino en general ha aumentado drásticamente en las últimas tres décadas.

Si los especialistas logran ampliar sus investigaciones y demostrar que los efectos del tamaño de la copa de vino sobre el consumo son fiables, con efectos sostenidos en el tiempo, la reducción del tamaño de contenedor en que se bebe y que se utilizan en los hogares podría contribuir a las políticas para reducir el consumo de alcohol.

“Este paso podría ser acompañado por la determinación de fijar el precio de los vasos de acuerdo con la capacidad para aumentar la demanda de vasos más pequeños y regular los tamaños de los vasos en bares, restaurantes y otros establecimientos con licencia para ayudar a cambiar las normas sociales sobre lo que constituye un tamaño de vaso aceptable para usar tanto fuera como dentro del hogar”, indicó Eleni Mantzari, especialista de la Universidad de Cambridge y autora principal del documento.

El tamaño de las copas de vino utilizadas con botellas de diferentes tamaños puede mejorar o disminuir cualquier efecto del tamaño de la botella (Getty)
El tamaño de las copas de vino utilizadas con botellas de diferentes tamaños puede mejorar o disminuir cualquier efecto del tamaño de la botella (Getty)

Específicamente, las botellas de vino más pequeñas pueden reducir tanto la cantidad consumida como la tasa de consumo, como se encontró en un ensayo cruzado aleatorio reciente en el que los hogares consumieron un 4,5 % menos de vino en casa con botellas de 500 ml que con botellas de 750 ml.

“Aunque este estudio no fue diseñado para estimar las diferencias en el consumo con los diferentes tamaños de botella -explicó la especialista-, sugiere que la cantidad contenida en botellas de 375 ml podría, en ocasiones, considerarse demasiado pequeña, especialmente dado que las botellas de 750 ml se han convertido en el tamaño estándar para el vino a nivel internacional, lo que podría llevar a que se consuman varias botellas por ocasión de beber”.

Pero, los especialistas sugieren en esta investigación que “el tamaño de las copas de vino utilizadas con botellas de diferentes tamaños puede mejorar o disminuir cualquier efecto del tamaño de la botella”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR